San Juan Huetziatl: un acercamiento fotográfico a la religiosidad popular en una mayordomía de San Miguel Canoa, Puebla

Los pobladores tienen un nexo muy sólido con los santos y una obligación de venerarlos. Al llegar al paraje de Huetziatl se acercan al altar, donde se persignan ante la imagen para agradecerle por haberles permitido llegar con bien. A su partida, lo hacen nuevamente para solicitar su protección en el trayecto de regreso al pueblo.

Ana Isabel Castillo Espinosa

Ana Isabel Castillo Espinosa es licenciada en antropología social por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; actualmente cursa la maestría en la misma institución, donde desarrolla una investigación sobre la devoción de los santos y el culto a las ánimas benditas en San Miguel Canoa, Puebla. Sus líneas de investigación son la antropología de la religión, ritualidades funerarias y cosmovisiones indígenas. Ha colaborado en los proyectos “San Miguel Canoa: pueblo urbano. Diagnóstico sociocultural” (cas-buap) y “M68: ciudadanías en movimiento” (unam/ccu-Tlatelolco).

orcid: 0000-0002-2260-5209


imagen 1

Niños cargadores de la imagen

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

La imagen del santo se traslada a la iglesia de Canoa en una procesión acompañada por música de banda y detonaciones de cohetes.


imagen 2

Procesión alrededor de la iglesia

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

Al terminar de la misa se realiza una procesión que rodea a la parroquia en sentido inverso a las manecillas del reloj, donde participan miembros de la mayordomía, los fiscales y semaneros, el sacerdote y los asistentes a la celebración eucarística.


imagen 3

El fiscal guía la procesión en Canoa

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

El segundo fiscal guía la procesión alrededor de la parroquia y detiene el tráfico vehicular para que pasen los participantes.


imagen 4

Encuentro con san Juan Bosco

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

En su camino de regreso a la casa del mayordomo, algunos vecinos se acercan a besar la imagen, sahumarla y persignarse ante ella.


imagen 5

La procesión llegando a la casa de los mayordomos

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

La asistencia femenina es mayoritaria; los hombres, por lo regular, acuden a las fiestas de mayordomía por la noche, después de sus jornadas de trabajo en la ciudad de Puebla.


imagen 6

El umbral de la fiesta

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

Se decora la casa del mayordomo con adornos de plástico y elementos naturales en amarillo y blanco, pues son los colores que identifican al santo. En Canoa, cada imagen religiosa tiene colores específicos, por ejemplo a san Miguel Arcángel le corresponden el rojo y verde, a las Ánimas Benditas el anaranjado, mientras que la Virgen de Guadalupe se identifica con el verde, blanco y rojo.


imagen 7

Recepción de san Juan Bosco

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

Los miembros de la familia que permanecen en la casa del mayordomo arreglando los últimos detalles de la fiesta salen a recibir al santo a su llegada.


imagen 8

La llegada de los aspirantes a la mayordomía

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

Los mayordomos reciben a los postulantes a la titularidad del cargo.


imagen 9

La petición del santo

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

La colocación y el encendido de la cera marcan la petición formal del cargo de mayordomo ante el santo.


imagen 10

Presentación de los chiquihuites

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

La presentación de los chiquihuites ante el santo dota de sacralidad a la relación que se establecerá con el traspaso de la mayordomía, pues a partir de ese momento los mayordomos entrantes y salientes se llamarán mutuamente compadres.


imagen 11

La bendición de los chiquihuites

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

La bendición de los chiquihuites refrenda la jefatura femenina en las familias canoeras, encabezada por la abuela o la madre, quien ocupa una posición central en la ritualidad. Las mujeres tienen una posición relevante en la estructura social de la comunidad, pues presiden la mayoría de las acciones sacrales y los actos sociales. Además, su poder adquisitivo generado a partir de su incorporación a empleos citadinos les ha permitido acceder a la titularidad de algunas mayordomías (a pesar de ser viudas o solteras), aunque siempre son acompañadas por un pariente varón.


imagen 12

El brindis

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

La circulación de bebidas al final de la entrega de los chiquihuites sella el nuevo vínculo establecido entre las dos familias y remarca la aceptación de los postulantes que desde ese momento se convierten en los mayordomos entrantes, mientras que las personas que ostentaron el cargo ese año pasan a ser los mayordomos salientes.


imagen 13

El baile después de la petición

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

El baile de chiquihuite es una expresión ritual de los nuevos vínculos establecidos a partir de la mayordomía, pues se hace a la vista de todos los asistentes y sólo involucra a las familias de los mayordomos salientes y entrantes.


imagen 14

La llegada a Huetziatl

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

Los pobladores tienen un nexo muy sólido con los santos y una obligación de venerarlos. Al llegar al paraje de Huetziatl se acercan al altar, donde se persignan ante la imagen para agradecerle por haberles permitido llegar con bien. A su partida, lo hacen nuevamente para solicitar su protección en el trayecto de regreso al pueblo.


imagen 15

Calentando la comida

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala.. 3 de febrero de 2020

La mayordomía de San Juan Huetziatl prepara la comida que ofrecerá a los asistentes a la fiesta.


imagen 16

Esperando que comience la misa

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

Se procura realizar la festividad el día de asueto correspondiente a la conmemoración de la promulgación de la Constitución Mexicana, para que los habitantes puedan asistir en familia a la convivencia.


imagen 17

El inicio de la misa

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 7 de febrero de 2017.

Durante la homilía se expresa que la intención de la misa es agradecer a Dios el agua que abastece al pueblo, los recursos naturales que provee la montaña y el sustento que brinda la tierra. Además, se solicita que la lluvia sea favorable para las cosechas. Las menciones de san Juan Bosco por el sacerdote están específicamente relacionadas con su papel como patrono de la juventud.


imagen 18

Procesión en Huetziatl

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

Todos los asistentes a la festividad participan en la procesión que recorre el paraje. En esta ocasión, el recorrido es guiado por el tercer fiscal, quien encabeza la formación, mientras el fiscal primero permanece junto a la imagen del santo custodiándola.


imagen 19

Los mayordomos en el paraje Huetziatl

Fotografía de Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

La procesión es la última participación de los mayordomos salientes como titulares del cargo. En este acto son acompañados por sus parientes más cercanos, quienes sahúman y esparcen pétalos durante el recorrido.


imagen 20

El sacerdote durante la procesión de San Juan Huetziatl

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

La participación del sacerdote en el ritual es fundamental. En caso de que el párroco o vicario de Canoa no pueda asistir, se recurre a los sacerdotes de San Aparicio o San Pablo del Monte para que acudan al paraje a oficiar la misa. Esto da cuenta del carácter de la celebración y el papel de la Iglesia como institución en las comunidades indígenas.


imagen 21

El fiscal guía la procesión en el paraje

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

Las mujeres integrantes de la mayordomía que están próximas a ostentar el cargo participan en la procesión llevando los arreglos florales. Esto reproduce la lógica interna de la organización y expresa la jerarquía de cada uno de los participantes.


imagen 22

El cambio de mayordomías

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

La entrega de las imágenes de San Juan Bosco legitima la titularidad del cargo y destaca el papel del santo como objetivador de los roles sociales dentro de la organización y el papel simbólico que se atribuye a los santos dentro del colectivo.


imagen 23

Familia comiendo después de la misa

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 5 de febrero de 2016.

Las familias se trasladan a Huetziatl para aprovechar el día de asueto, lo que contribuye a reforzar los lazos consanguíneos dentro de los grupos domésticos, así como la continuidad y reproducción del ritual en el paraje.


imagen 24

La entrega de la flor

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 5 de febrero de 2016.

La flor (generalmente gladiolas blancas) se convierte en un objeto simbólico que oficializa un compromiso con la divinidad, pues una vez aceptada el sujeto asume la responsabilidad de cooperar para la fiesta del siguiente año. Además, es un elemento de distinción social, ya que no se entrega a todos los asistentes; se concede a partir de una evaluación previa de los sujetos con base en su asistencia constante y referencias de comportamiento social en la comunidad.


imagen 25

Nuevos integrantes de la mayordomía

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 7 de febrero de 2017.

Entre los pobladores, las flores entregadas como símbolo de integración se consideran benditas y suelen ser colocadas en sus altares familiares al llegar a sus casas. Aunque también funcionan como un instrumento de financiación pues con su entrega, los mayordomos entrantes aseguran la cooperación económica para concretar su compromiso el siguiente año.


imagen 26

El baile de la mayordomía de San Juan Huetziatl

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 31 de enero de 2020.

El protocolo ritual establecido finaliza con un baile que fortalece la cohesión grupal de la organización, pues sólo participan los implicados en la celebración de la fiesta, en agradecimiento por el apoyo brindado.


imagen 27

Los mayordomos salientes y entrantes bailando junto a sus familias

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

El baile representa un agradecimiento por el sustento recibido, pues se bailan los trastes que fueron utilizados en la comida de la fiesta. Así, el constructo simbólico de la celebración de Huetziatl integra las nociones de propiciar y agradecer, lo que se representa con la misa y el baile respectivamente.


imagen 28

La banda de música de Canoa

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 7 de febrero de 2017.

La banda de música es un referente importante en la ritualidad canoera, pues acompaña todas las procesiones de las imágenes religiosas. Sumado a esto, en la fiesta de San Juan Huetziatl interpreta música sacra durante la misa y los ritmos alegres que generarán el ambiente festivo en el paraje.


imagen 29

Habitantes de Canoa regresando del paraje Huetziatl al término de la fiesta

Ana Isabel Castillo Espinosa, San Miguel Canoa, Puebla. 3 de febrero de 2020.

Algunos asistentes aprovechan esta salida para recolectar piedras en la barranca, las cuales serán utilizadas para el baño de temazcal, o para llevar alguna rama que podría servir de horqueta para tender la ropa al sol.


imagen 30

Huetziatl: agua que cae

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 3 de febrero de 2020.

Una de las tres caídas de agua que abastecen a las comunidades de San Isidro Buensuceso y Canoa.


imagen 31

Cueva de la Malintzin

Ana Isabel Castillo Espinosa, Paraje Huetziatl, Tlaxcala. 5 de febrero de 2016.

Interior de la cueva de la Malintzin, donde aún se colocan ofrendas para la deidad relacionada con la lluvia y el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − nueve =