Imágenes de la Conquista en Tlacoachistlahuaca, Guerrero

Imágenes de la Danza de la Conquista de México en Tlacoachistlahuaca, Guerrrero, que se realiza el 7 y el 8 de diciembre, víspera y día de fiesta de la Inmaculada Concepción, la patrona del pueblo.

Carlo Bonfiglioli

Carlo Bonfiglioli realizó sus estudios de grado en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (1993) y de maestría (1995) y doctorado en la Universidad Autónoma Metropolitana (1998). Es autor de dos libros individuales –Fariseos y Matachines en la Sierra Tarahumara, 1995 y La epopeya de Cuauhtémoc en Tlacoachistlahuaca, 2004–, coordinador de seis libros colectivos –Las danzas de conquista en el México contemporáneo (1996); Las vías del Noroeste, vol. 1 (2008), vol. 2 (2008), vol. 3 (2011); Reflexividad y alteridad. Estudios de caso en México y Brasil, vol. 1 (2019) y vol. 2 (en proceso)– y autor de más de 50 artículos científicos. Ha impartido varios cursos y dirigido tesis en el Posgrado de Antropología y de Estudios Mesoamericanos de la unam. Ha coordinado dos proyectos interinstitucionales e interdisciplinarios: el primero sobre una perspectiva sistémica del Noroeste de México y el segundo sobre ontologías indígenas americanas. Su campo de indagación actual apunta a una “teoría rarámuri del chamanismo”. En dos ocasiones recibió el Premio Bernardino Sahagún (1994 y 1999).

orcid: 0000-0001-7797-6181

foto 1

Bob Schalkwijk, Tlacoachistlahuaca, Gro. Diciembre de 1994.

El autor de este ensayo con don Pedro Ignacio Feliciano (†), cohetero, principal (“tatamandón”), “hombre de gusto” y gran conocedor de las costumbres indígenas locales. A lo largo de los 5 años que duró la investigación fue uno de los principales interlocutores y transmisores de conocimiento sobre la danza objeto de este ensayo.


foto 2

Carlo Bonfiglioli, Acatepec, Gro. Noviembre de 1995.

Don Pedro Ignacio Feliciano y don Bartolo rememorando y reconstruyendo la difusión de la Danza de la Conquista de la llanura hacia la montaña.


foto 3

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. Noviembre de 1994.

Don Gildardo (Lalo) Díaz, albañil, músico, danzante y primer maestro de danza en Tlacoachistlahuaca. A lo largo de tres décadas, don Lalo fue uno de los principales protagonistas de la difusión de la Danza de la Conquista en la región de la Montaña.


foto 4

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

La Danza de la Conquista de México se realiza el 7 y el 8 de diciembre, víspera y día de fiesta de la Inmaculada Concepción, la patrona del pueblo. Con la participación de los danzantes, a la estatuilla de la Virgen se le ofrendan flores, se le reza y se le vela hasta el amanecer. En la foto, un rezandero y dos acompañantes.


foto 5

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Al comenzar la noche, un pequeño grupo de personas, acompañado por un par de músicos y un cantor que entona algunos cantos sagrados, se dirige a la iglesia para solicitar la entrega de la corona y de la estatuilla de la Virgen; eas la familia del mayordomo. En la foto, Zenaida de Grandeño, mayordoma de la Octava, lleva la imagen de la Inmaculada Concepción el día de Vigilia de su fiesta.


foto 6

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 6 de diciembre de 1994.

En los días previos a la fiesta, los danzantes visitan y bailan en los patios de las casas de los fieles donde se hará la velación a la estatuilla, a la corona de la Virgen o bien a quienes ofrendarán flores y velas para su fiesta.


foto 7

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 6 de diciembre de 1994.

Un momento de comensalidad en una de las casas donde se hacen velaciones.


foto 8

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. Diciembre de 1994.

Los sábados anteriores a la fiesta, además ensayar la danza, también se necesita preparar el locus choristicus: adornar la iglesia, construir las enramadas, preparar la comida para todos los que participan en estas actividades, etcétera. Estas tareas son coordinadas básicamente por los principales, quienes tienen que buscar gente que las realice.


foto 9

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. Diciembre de 1994.

Preparación de los adornos de la iglesia.


foto 10

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. Diciembre de 1994.

Preparación de los adornos de la iglesia.


foto 11

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. Noviembre de 1994.

Además de la Danza de la Conquista, en la fiesta patronal se baila también la Danza de las Malinches, cuyo desarrollo coreográfico versa sobre el culto profesado a la Virgen por el “bando de los mexicanos”, ese bando que en las variantes prohispanistas de la Danza de la Conquista se presenta como el pueblo convertido a la religión católica. Desde un punto de vista analítico esta danza puede considerarse como una fuga dancística de origen colonial del género de la Conquista de México. En la foto, un ensayo de la Danza de las Malinches, a un costado de la iglesia del pueblo


foto 12

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. Noviembre de 1994.

Ensayo de la Danza de la Conquista. El “cadáver” del emperador Moctezuma es cargado sobre un petate y llevado, a paso de marcha fúnebre, al lugar de su sepultura.


foto 13

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

De manera paralela a la Danza de la Conquista de México, se realiza otra danza emparentada con este género dancístico: la Danza de las Malinches. En la foto integrantes femeninos de esta última en el baile que realizan en la casa del mayordomo el día de la víspera.


foto 14

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Monarco (Danza de las Malinches) en el baile de la víspera.


foto 15

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Detalle de la parafernalia (campanillas colgadas en un parche de cuero) de la Danza de las Malinches.


foto 16

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Danza de las Malinches: detalle de la parafernalia (campanillas colgadas de un parche de cuero).


foto 17

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Monarcos, Negritos y otros dos integrantes de la Danza de las Malinches.


foto 18

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Músicos de la Danza de las Malinches tocando en el baile de la víspera.


foto 19

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Músico de la Danza de las Malinches tocando en el baile de la víspera.


foto 20

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Músicos de la Danza de la Conquista de México tocando durante un ensayo en una enramada.


foto 21

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Descanso y comida de los músicos en ocasión de un baile de recogida de corona frente a la casa de la familia que se encarga de velarla.


foto 22

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Músicos de Huehuetónoc, un poblado que forma parte del municipio de Tlacoachistlahuaca, que el día de la fiesta bajan a la cabecera municipal para ofrecer su música a la patrona del pueblo.


foto 23

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Músicos de Huehuetónoc, un poblado que forma parte del municipio de Tlacoachistlahuaca, que el día de la fiesta bajan a la cabecera municipal para ofrecer su música a la patrona del pueblo.


foto 24

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Músicos de Huehuetónoc, un poblado que forma parte del municipio de Tlacoachistlahuaca, que el día de la fiesta bajan a la cabecera municipal para ofrecer su música a la patrona del pueblo.


foto 25

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Junto con Moctezuma y Cortés, Cuauhtémoc es uno de los principales protagonistas masculinos de la danza. Con respecto de su penacho, se dice que “amerita pluma de gallo” para simbolizar que Cuauhtémoc es valiente como un gallo de pelea, en una región en la que las peleas de gallos son muy comunes. Sin embargo, algunos danzantes prefieren poner plumas de avestruz para enfatizar prestigio y nobleza.


foto 26

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

En 1995 el danzante que interpretó Moctezuma llevó un penacho de plumas de gallo a pesar de que las características de este personaje son la traición y la cobardía.


foto 27

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

El danzante que interpretó el capitán Cortés, en 1994. Mientras que la variedad cromática —que tanto coincide con los gustos del lugar (reflejada, por ejemplo, en la indumentaria tradicional de las mujeres amuzgas)— es una prerrogativa de la indumentaria del bando mexicano, la de los españoles se caracteriza por ser uniforme y tendencialmente obscura.


foto 28

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

El capitán Grijalva.


foto 29

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Soldado español.


foto 30

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Soldados españoles.


foto 31

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

La Malinche con los dos Negritos.


foto 32

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Las mujeres mexicanas: la Malinche y la Reyna Xóchitl.


foto 33

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

La larga y reiterada fase de combates y batallas dentro de la danza nos habla, en particular, de las cualidades físicas y morales de los Mexicanos: valentía, estoicismo, patriotismo, es decir, el legado que los antiguos mexicanos han dejado a los mexicanos de hoy. En foto, escenas de un combate individual.


foto 34

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1994.

Escenas de un combate individual.


foto 35

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1995.

La captura de Moctezuma por parte del capitán Alvarado quien, al aprehenderlo, declama lo siguiente: “Ya vencimos al Monarca, a ese rey mexicano hoy lo haré prisionero hasta el imperio cortezano”. Además de rendirse, Monarca pierde también su dignidad: […] oh emperador castellano, ahora seré tu vasallo, te daré mi región y trono y todo cuanto me pidas: una cantidad de oro y mis tantas casas finas, si me dejas en libertad de gobernar a mi ciudad, seré constante en servirte y te obedeceré gustoso. Te prometo, generoso, que cumpliré con lo que mandes, te prometo, gran señor, bajo palabra de honor”.


foto 36

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1995.

Sobre el “puente de Iztapalapa” Moctezuma se despide de Cuauhtémoc: “Oh valoroso Cuahutémoc, ejemplo de gran valor, ya me llevan prisionero por causa de una tración. Malinche me traicionó, esa maldita mujer, por su causa ya me llevan para nunca jamás volver”.


foto 37

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1995.

Moctezuma es llevado a la cárcel. Bajando del puente de Iztapalapa, Alvarado conduce a Monarca por el puente; los Mexicanos se quedan formados en hilera a un costado del mismo. Allí, Marina se despide de Moctezuma: “oh esposo de mi vida, ya te llevan prisionero, […] gran tristeza hay en mi alma, adiós esposo querido “.


foto 38

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 7 de diciembre de 1995.

Moctezuma es llevado a la cárcel: un escondrijo hecho de palos y hojas de palma.


foto 39

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 8 de diciembre de 1994.

Al sorprender a Moctezuma entregar el palacio en las manos de Cortés, Cuauhtémoc decide matar a su tío emperador de una pedrada: “¡Ha! Rey Moctezuma que pasa con lo que veo, te confundo y no lo creo verte en poder de los españoles, cuando siempre has sido asombro de los contrarios.“. Antes de morir, Moctezuma elogia a Cuauhtémoc y acepta, “admirado“, su suerte.


foto 40

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 8 de diciembre de 1994.

La muerte de Moctezuma por mano de Cuauhtémoc.


foto 41

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 8 de diciembre de 1995.

Después de haber sido capturado y torturado por los españoles, Cuauhtémoc decide sacrificar su vida por ocultar a Cortés dónde está el tesoro de los Mexicanos: “[…] morir yo prefiero desde luego, yo he hecho lo que he podido en defensa de mi honor, no quise vender mi pueblo como hizo Moctezuma, el traidor”.


foto 42

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 8 de diciembre de 1995.

Muerte del rey de Tacuba, Mandil.


foto 43

Carlo Bonfiglioli, Tlacoachistlahuaca, Gro. 8 de diciembre de 1995.

La Reina suplica a Cortés que la deje cuidar el cadáver de su esposo; Cortés le niega el permiso. La Reina se enfurece, ofende a Cortés, lo amenaza y le declara guerra; lo quiere muerto: “[…] te advierto: nunca seré conforme hasta verte destrozado en tantos pedazos enormes. Mi corazón en llamas arde tan sólo de furor […] hoy te arrancaré el corazón con mi espada y lanza de honor, que de furor se envenena, que para vengar la traición a guerrear pide contigo la Reina y por las fuerzas de mi valor, muerto quedarás español”. Cortés contesta: “Mejor fuga me pondré por no pelear con mujeres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 15 =